For english go toChurch Of Pentecost

El Bautismo en el Nombre de Jesus

 Es necesario el bautismo en el nombre de Jesus?

El bautismo no es solamente importante, sino necesario para la salvación. Jesús así lo declaró en:

Juan 3:5, “Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.”

Los discípulos lo confirmaron en:

Hechos 2:38, “Y Pedro les dice: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.”

Estas escrituras sitúan al bautismo como uno de los puntos principales en el plan de salvación, no el único.

Según Marcos 1:9, Jesús fue desde Nazaret de Galilea hasta donde Juan estaba bautizando, para ser bautizado por éste. Este supone, considerando el punto más cercano a Jerusalén, (Mateo 16), desde el Jordán, un viaje alrededor de 116 km. Si Jesús lo consideró tan importante (aunque él no lo necesitaba), ¿Cómo hemos de considerarlo nosotros, sabiendo que lo necesitamos? Al decir que el bautismo es imprescindible para la salvación, algunos nos acusan de decir que el agua salva; nunca hemos dicho tal
Cosa, lo que salva en el bautismo, no es el agua sino la obediencia a la Palabra de Dios.
Otros dicen que con creer es suficiente. Les pregunto: ¿puede alguien decir que cree en Jesús, y no seguir su dirección? La respuesta es ¡NO!
Creer, no es el sustituto del bautismo, sino el requisito indispensable para ser bautizado. El Maestro lo respalda con sus palabras en Juan 14:15-23 “Si me amáis, guardad mis mandamientos”.
Todos los casos en la Palabra de Dios, de personas que creyeron en Jesús después del día de Pentecostés, están seguidos de su bautismo. Veámoslo:

Los 3,000 en el día de Pentecostés: “Así, que los que recibieron su palabra fueron bautizados y se añadieron aquel día como 3,000 personas”. Hechos 2:41
Los Samaritanos: “Pero cuando creyeron… se bautizaban hombres y mujeres”. Hechos 8:12
Simón el mago: “También creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado…” Hechos 8:13
Pablo tras creer en Jesús: “Y levantándose, fue bautizado” Hechos 9:18
Cornelio y su familia: Ellos recibieron el Espíritu Santo, e inmediatamente “mandó bautizarles en el Nombre del Señor Jesús…”- Hechos 10:48
Lidia de Tiatira: “El Señor abrió el corazón de ella, para que estuviese atenta a lo que Pablo decía. Y cuando fue bautizada…” Hechos 16:14-15
El carcelero de Filipos: “Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú y tu casa… y enseguida se bautizó él con todos los suyos…” Hechos 16:31-33
Los Efesios: “Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús…” Hechos 19:5
Crispo y los Corintios: “Y Crispo, el principal de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa; y muchos de los Corintios, oyendo, creían y eran bautizados.” Hechos 18:8
¿No son estos testigos prueba suficiente de la importancia del bautismo?

EL BAUTISMO ES:
Una obra de fe (obediencia) a la palabra de Dios la cual implementa el perdón a la deuda como pecador(a). Por eso en hechos 2:38 el apóstol Pedro nos pide ser bautizados en el nombre de Jesús para la remisión (Borrón) de los pecados.
Leamos como Pablo lo describió a los Colosenses:
Colosenses 2:11-14
“En el cual también sois circuncidados de circuncisión no hecha con manos, con el despojamiento del cuerpo de los pecados de la carne, en la circuncisión de Cristo, Sepultados juntamente con él en la bautismo, en el cual también resucitasteis con él, por la fe de la operación de Dios que le levantó de los muertos. Y á vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os vivificó juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, Rayendo la cédula de los ritos que nos era contraria, que era contra nosotros, quitándola de en medio y enclavándola en la cruz”

Es importante notar que Pablo menciono que el bautismo significa la circuncisión del corazón, ya que no hay circuncisión hecha a mano. Por medio de esta circuncisión del corazón (en el bautismo), entramos en pacto con Jesus tal como Abraham entro en pacto con Dios después de creer en su palabra (Genesis 17:10-11), y por consiguiente, recibimos la obra redentora hecha en la cruz del calvario. Cual es? Que la deuda como pecador es anulada!

BAUTISMO BIBLICO
El bautismo en el nombre del Señor Jesús por inmersión, es algo que está plenamente apoyado por la palabra de Dios como el único bautismo válido.
La palabra “inmersión” viene del griego “baptizo”, que quiere decir inmersión.

AGUA: “Pueda acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros? – Hechos 10:47
MUCHAS AGUAS: “Juan bautizaba en Enón, junto a Salim, porque había allí muchas aguas”. Juan 3:23
EL AGUA: “Y descendieron ambos al agua, Felipe y el Eunuco, y te bautizó”. Hechos 8:33
DEL AGUA- “Cuando subieron del agua” (Hechos 8:39); “Y Jesús después que fue bautizado, subió luego del agua…” Mateo 3:16
SEPULTADO EN AGUA. “Porque somos sepultados con él en el bautismo”. Romanos 6:4, Colosenses 2:12 El bautismo es en el nombre de Jesús, porque “no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.” Hechos 4:12
JESUS LO ORDENO: “Bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.” (Mateo 28:19); “Y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones.” Lucas 24:47
PEDRO LO OBEDECIO: “Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo para el perdón de los pecados.” Hechos 2:38
FELIPE LO PREDICO: “Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.” Hechos 8:12
ACEPTADO EN SAMARIA: “Sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús.” – Hechos 8:16
PEDRO LO MANDO: “Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús” Hechos 10:48
LOS EFESIOS LO HICIERON: “Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.” Hechos 19:5

EN EL NOMBRE DE JESUS!
En la Biblia es muy claro que el bautismo debe administrarse en el nombre de Jesús. NO hay ningún otro ejemplo de algún bautismo hecho con otra formula bautismal luego de la muerte de Cristo. El único otro ejemplo bautismal fue el bautismo de Juan el bautista el cual no tenia ningún nombre administrado, solo era un bautismo al arrepentimiento el cual fue reemplazado por el bautismo en el nombre de Jesús, razón por la cual Juan dijo, “A él conviene crecer, mas á mí menguar” – Juan 3:30. El bautismo de Juan era el predecesor de el de nuestro Señor Jesús. Leamos un ejemplo de esto:
Hechos 19:1-5
“Y ACONTECIO que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, andadas las regiones superiores, vino á Efeso, y hallando ciertos discípulos, Díjoles: ¿Habéis recibido el Espíritu Santo después que creísteis? Y ellos le dijeron: Antes ni aun hemos oído si hay Espíritu Santo. Entonces dijo: ¿En qué pues sois bautizados? Y ellos dijeron: En el bautismo de Juan. Y dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en el que había de venir después de él, es á saber, en Jesús el Cristo. Oído que hubieron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.”
Mateo 28:19
Esta escritura no es un ejemplo de un bautismo mas es un mandato de Jesús a su iglesia. El mandato es bautizar a todos en el nombre del padre y del hijo y del espíritu santo. Leamos esta escritura nuevamente para poder entenderla en su contexto:
Mateo 28:18-19
“Y llegando Jesús, les habló, diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y doctrinad á todos los Gentiles, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”

En el contexto de la escritura entendemos que Jesús dijo, “Toda potestad me es dada”…”Por tanto…” Por que todo el poder es de el, el nos llama a usar el nombre del que tiene todo el poder. El dijo “bautizándolos en el nombre.” Jesús no dijo “repitan luego de mi” o bautícenlos, “repitiendo…”
Es evidente que los discípulos entendían bien el mandato de Jesús y tenían la revelación que el nombre de Jesús abarca todo la deidad y el poder de Dios.

Leamos los ejemplos bíblicos del bautismo en el nombre de Jesús:
Hechos 2:38, “Y Pedro les dice: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.”
Hechos 8:16, “(Porque aun no había descendido sobre ninguno de ellos, mas solamente eran bautizados en el nombre de Jesús.)”
Hechos 10:48, “Y les mandó bautizar en el nombre del Señor Jesús. Entonces le rogaron que se quedase por algunos días.”
Hechos 19:5, “Oído que hubieron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.”
Hechos 22:16, “Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.”

Enterrados con Cristo
“Sepultados juntamente con él en la bautismo” – Col 2:12
También es importante notar que el bautismo es ser enterrado con Cristo lo cual reitera la necesidad de ser enterrado con el nombre del que estas siendo enterrado con… Jesús.

Por eso la importancia de usar el nombre, debido a que el poder de salvación esta en el nombre de Jesús.
Hechos 4:12, “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado á los hombres, en que podamos ser salvos.”

Finalmente, el propósito del bautismo es vestirnos de Cristo:
Galatas 3:27, “Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis vestidos.”

Nota que el bautismo es hecho “en Cristo” – Cual es el nombre? Jesucristo!

EVIDENCIA DEL BAUTISMO HISTORICAMENTE
Hay una gran cantidad de datos históricos acerca del bautismo por inmersión, y en el nombre del Señor Jesús. La mayoría de los aquí tomados, son de grandes enciclopedias de religión (Canney, Católica, Hastings, etc). Estos son sólo algunos de esos datos.

La Enciclopedia de Religión y de Ética (Encyclopedia of Religion and Ethics), dice referente a Mateo 28:19: “La obvia explicación del silencio del Nuevo Testamento sobre el nombre trino, y el uso de la otra formula bautismal (en el nombre de Jesús) en las epístolas de Los Hechos y de Pablo, muestra que ésta otra formula fue anterior, y que la formula trinitaria es una copia tardía.”
Edmund Schlimk, en “La Doctrina del Bautismo”, página 28, dice: “El mandamiento bautismal en su forma de Mateo 28:19 no puede ser el historico origen del bautismo cristiano. A lo sumo, debe ser asumido que éste texto ha sido transmitido en forma expandida por la Iglesia Católica.”
El Nuevo Testamento de Tyndale, Comentarios, Tomo I, página 275, dice: “Es frecuentemente afirmado que las palabras “en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”, no son ipsissima verba [las palabras exactas] de Jesús, sino una adición litúrgica posterior.”
Wilhelm Bousset, en su libro”El Cristianismo del Señor” (“Kyrios Christianity”), página 295, dice: “El testimonio para la distribución de la simple formula bautismal [en el Nombre de Jesús] realizada ampliamente durante el segundo siglo, es tan abrumadora que aún en Mateo 28:19, la formula Trinitaria fue insertada posteriormente.”
El Diccionario Hasting de la Biblia de 1963. página 1015, dice: “El texto Trinitario jefe en el Nuevo Testamento es la formula bautismal en Mateo 28:19. Este tardío dicho postresurrecional, no encontrado en ningún otro Evangelio o en ninguna otra parte en el Nuevo Testamento, ha sido visto por algunos escolares como una interpolación dentro de Mateo. También ha sido dicho que la idea de “hacer discípulos” es continuada en “enseñándoles”, de modo que la interviniente referencia al bautismo con su formula Trinitaria fue posiblemente una inserción posterior dentro del dicho. Finalmente, la forma de Eusebio en el texto antiguo “en mi nombre” en vez de aquel “en el nombre de la Trinidad”, ha tenido ciertos abogados. Es sin duda mejor el ver la formula Trinitaria como derivada de los primeros católicos.”
Enciclopedia Católica, Tomo II, página 263, dice: “La formula bautismal fue cambiada de el Nombre de Cristo Jesús por las palabras “Padre, Hijo, y Espiritu Santo” por la Iglesia Católica en el siglo segundo.”
La Enciclopedia Schaff-Herzog de Conocimiento Científico,página 435, dice: “Jesús, de cualquier modo, no pudo haber dado a Sus discípulos ésta orden Trinitaria luego de Su resurrección; porque el Nuevo Testamento conoce solo un bautismo, el cual es en el Nombre de Jesús, el cual ocurre aun en los siglos segundo y tercero, mientras que la formula Trinitaria ocurre solamente en Mateo 28:19, y entonces de nuevo en Diaico 7:1 y en la Apologías Justinianas 1:61. Finalmente, el distintivo caracter litúrgico de la formula es extraño; no fue la forma en que Jesús hacia tales formulas; la autenticidad formal de Mateo 28:19 debe ser disputada.”
La Biblia de Jerusalén, dice: “Puede ser que ésta formula Trina de Mateo 28:19 y tan lejos como la totalidad de su expresión concierne, es un reflejo del uso litúrgico hecho por hombres instituido posteriormente en las comunidades católicas primitivas. Debe ser siempre recordado que el Libro de los Hechos habla de un bautismo “en el nombre de Jesús”.”
La Nueva Versión Estandar Revisada, dice sobre Mateo 28:19: “Los críticos modernos claman que esta formula es falsamente ascrita a Jesús y que representa posterior tradición católica, porque en ninguna parte en el Libro de los Hechos de los Apóstoles (o en ningún otro libro de la Biblia) el bautismo es realizado con el nombre de la Trinidad”.
Tom Harpur, antiguo editor sobre religión del pediódico “Toronto Star” en su libro “Por el Amor de Cristo!”, página 103, dice: “Todos aun hasta los mas conservadores escolares concuerdan que al menos la última parte de su comisión [la parte trinitaria de Mateo 28:19] fue insertada posteriormente. La formula Trinitaria ocurre en ningún otra parte en el Nuevo Testamento, y nosotros sabemos de las únicas evidencias disponibles [el resto del Nuevo Testamento] que la iglesia primitiva no bautizaba a las personas usando éstas palabras “en [“en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”], pues el bautismo era “dentro” o “en” el Nombre de Jesús solamente. Por lo tanto es dicho que el verso originalmente leía: “bautizándolos en mi nombre” y luego fue cambio y expandido por el trabajo del dogma Trinitario Católico posterior.”
El Estudio del Texto del Nuevo Testamento, por Randall Duane Hughes, dice: “Hay un verso en Mateo (Mateo 28:19) que tiene un problema. El problema es que no hay manuscritos que contengan este verso antes del siglo IV! No hay absolutamente ningún manuscrito en cualquier idioma que lo contiene antes de la Controversias Trinitarias. Y la redacción de este verso parece hablar en el idioma de este período, (Siglo Cuarto), más que desde el momento en que Jesús habló. Sin embargo, parece que hay pocos que están dispuestos a creerlo a pesar de la evidencia en contra de este pasaje, debido al peso que lleva en la tradición de la Iglesia.”

Amigo: Si no has sido bautizado por inmersión en el nombre de Jesús (Hechos 2:38), necesitas hacerlo (Marcos 16:16), entonces ¿PORQUE TE DETIENES?
“Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.” Hechos 22:16

Comparte En